Detalle de los frescos que decoran el techo con arcos, pinturas y estucos

El Hechizo del Café Royalty.

 

Caminando por las calles de una ciudad pueden entenderse muchas cosas acerca de su arquitectura, de su historia, del carácter de sus gentes. Sin mapas, solamente con la Historia que llevamos siempre en nuestra cabeza y que es una de las mejores pequeñas guías de turismo que nos pueden acompañar en la vida visitamos la hermosa ciudad de Cádiz.

Paseando sin rumbo, entre calles estrechas y manzanas y más manzanas de edificios decimonónicos, puede ser que el afortunado viajero llegue a descubrir una hermosa plaza arbolada denominada de La Candelaria. En una esquina de la misma un café con fachada interesante, de las que apenas quedan, y un nombre que nos retrotrae a otros tiempos: Café Royalty. Acérquese a uno de los grandes ventanales, sentirá la irresistible necesidad de no pasar de largo.

Fachada del Café Royalty.

 

El Café Royalty se abre en Cádiz en 1912. Con su decoración magnífica y el deleite de conciertos musicales nocturnos pasa a ser un imprescindible entre los ciudadanos más exquisitos e intelectuales del momento. Grandes espejos nos recuerdan a una bohemia Europa enmarcados por molduras de escayola recubiertas con pan de oro, menaje reluciente e impoluto, frescos coloridos que decoran los techos. No hace falta imaginarlo, aún hoy podemos contemplarlo gracias a una cuidada restauración llevada a cabo en los últimos años que culminó con la apertura del café en 2012 – en los años 30 hubo de cerrar sus puertas y abrir una década más tarde como almacén.

Interior de la sala del Café Royalty.

 

No se exige etiqueta para entrar en el Royalty, aunque estar sentado en una silla ante un aromático café, sobre una mesa de mármol, rodeado de dorados que relucen a la luz de lámparas de brillante cristal, atendido por un personal agradable, muy correcto y muy profesional, es de un lujo incomparable. Hacen que uno se sienta trasladado a un tiempo que aún no se ha perdido y que, en lugares que parecen inmersos en algún sortilegio, aún se puede respirar. Entre todas las otras maravillas que pueden visitarse en Cádiz, consideren que merece la pena una refrescante visita y un descanso en este lugar tan bello.

Interior de la sala del Café Royalty. 

(Imágenes propias)

 

Contacto: Café Royalty. Plaza de la Candelaria S/N, 11005 Cádiz, España
Tlf.: +34 956 078 065 / +34 618 593 283
Email: comunicacion@caferoyalty.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta