Los viajes, esos desplazamientos que con ilusión dan comienzo para embarcarse no sólo en vagones, aviones, barcos o incluso… ¡viajes en globo! son mucho más, son trayectos a base de cambios, vivencias, descubrimientos, conocimientos, sorpresas… La maleta pesa un poco más siempre a la vuelta, pues algo, aunque sea un pedazo pequeño de nosotros mismos ha cambiado en algo, nos ha enriquecido.

Metafóricamente los viajes también se pueden hacer a través de un libro, sin salir de casa o de un paseo. Viajes exteriores e incluso los interiores también pueden hacerse. Viajes al pasado… sí, sí, al pasado mismo de nuestra ciudad, partiendo de su historia y a través también de las imágenes como vehículos que nos conducen al conocimiento del tiempo que nos precede, para curiosear, indagar, para extraer su sabiduría y utilizarla en nuestro presente, como guía y referencia. Aquellos tiempos pasados son siempre nuestras raíces más profundas.

Pero… todo buen viaje que se precie tiene que tener, además de la visita de sus comercios, restaurantes o tabernas… un pedacito de donde vamos con las fotografías, ellas congelan aquel momento, guardando el recuerdo, ventanas del pasado por donde siempre podemos mirar.

¡Las postales! Qué ilusión nos hacía recibir con cariño de un amigo o familiar un trocito del lugar donde esa persona había estado… Un pedazo de cartón que viajaba de un lugar a otro, recorriendo en ocasiones grandes distancias hasta llegar al buzón de nuestra casa.

Propongo lo mismo: vamos a rescatar esas postales, como si fuésemos viajeros del tiempo, pues al observarla y analizarla al detalle con nuestra imaginación, pudiésemos oír, ver o tocar a través de la imagen, casi meternos dentro, mirar al detalle estas ventanas del pasado.

Esta es nuestra propuesta desde este blog: cada mes lanzaremos una «postal». En exclusiva y personalizada para quien la solicite y se suscriba a la web, para poder embarcarse en nuestro viaje al pasado de Madrid. Aquí está la primera postal de Enero.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta