Señoras posan en un descampado con la Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores al fondo.

Señoras posan en un descampado con la Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores al fondo.

 

Amparo, Lourdes, Francisca, Asunción y Ángela posaron así de bien una tarde de marzo en unos descampados próximos a la fábrica de electricidad que se ve allí al fondo, junto a la iglesia de Nuestra Señora de los Dolores.

Terrenos que a partir del siglo diecinueve, se estaban llenando de nuevas construcciones. Madrid iba adquiriendo un estatus de gran ciudad, y las panorámicas de chimeneas, fábricas o nuevos edificios eran fotografiados con el entusiasmo que se le dedicaba a la “nueva modernidad”

Aquel día a Doña Juana de Lerma le había llegado el momento de su jubilación, llegó sobrevenidamente. Había traspasado el negocio de confección a Amparo, que trabajaba con Juana y tuvo el honor de quedase al mando.

Amparo y las muchachas del taller, querían una última foto de recuerdo para Doña Juana antes de marcharse. Aquella tarde hacía sol y buena temperatura. Amparo acordó con un fotógrafo que se anunciaba en el periódico  como “Fotografía Esteban Aparicio, a buen precio” la hora y el sitio fijados. Aunque Esteban, y su ojo fotográfico, recomendó estos descampados próximos al taller de Juana, por la estética del lugar. La foto quedaría maravillosa, señaló.

Juana enmarcó con cariño aquella pequeña joya fotográfica que constituía para ella y la colocó en un aparador de su casa. Algunas generaciones posteriores siguieron preguntando por la identidad de aquellas muchachas de la imagen que posaron sentadas en un bloque de granito al sol de la tarde de un día de marzo.

 

Postal del Mes: Marzo

Postal del Mes: Marzo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta